Narrativa

Una vida divina

Autor: Phillipe Sollers
Editorial: El Cuenco de Plata
ISBN: 9789871228386

Reseña

Philippe Sollers es tal vez el mayor provocador vivo de la literatura europea. Pero hay que decir que se toma muy en serio el oficio. Como antes lo hizo con Dante, con Mozart y Sade, en Una vida divina vuelve a investir a Nietzsche de todo su poder revulsivo, y lo hace en el sentido menos obvio, menos historicista y más nietzscheano que pueda caber. Nietzsche vive en la novela de Sollers –moderna, lúdica, radical, suntuosa, intempestiva, impúdica, irritante, entretenida desde la primera línea hasta el último giro–, contra «los predicadores de la muerte», su retorno eterno (eterno porque actual, absoluto) en la época de la hipercomunicación, la clonación y la miseria del espíritu y la carne. A la pregunta que el pensador a martillazos se formuló hace ciento veinte años, ¿cómo habría que vivir para pensar realmente hoy?, Sollers responde: «Monsieur N. [como se lo llama aquí] no muere, no se vuelve loco, vive entre nosotros clandestinamente. Y en lo que respecta a las mujeres, yo le presto, novelescamente, una nueva vida, enteramente lúcida sobre esta cuestión de la sustancia femenina que dice siempre la verdad si se la sabe escuchar».
Sin la menor concesión a los estatutos bienpensantes, «en las antípodas de toda desesperación y de toda náusea», el autor pone en ejercicio «una venganza por la felicidad», como la ha llamado un crítico francés. El sí absoluto de Nietzsche más allá del bien y del mal, desde luego, pero también más allá de la muerte y la locura.

Philippe Joyaux, conocido como Phillipe Sollers, es un escritor francés nacido en Talence, Gironda, el 28 de noviembre de 1936. Su primera novela, “Une curieuse solitude”, publicada en 1958, es conocida sobre todo por el elogio que de la misma hizo Aragon en “Les Lettres Françaises”. Sollers mismo señalará una advertencia al lector negando ‘a posteriori’ el valor que a sus ojos tiene dicha obra. Es uno de los fundadores, en 1960, de la revista “Tel Quel” (en las Éditions du Seuil), que defiende a autores hasta ese entonces desconocidos o muy controvertidos: James Joyce, Antonin Artaud, Georges Bataille, Jacques Derrida, Michel Foucault, Roland Barthes, revista cuya labor se extendió hasta 1982. Para continuar con su acción, creó la revista “L’Infini” (primero en Denoël, luego rápidamente en Gallimard ). Se casó en 1967 con Julia Kristeva, escritora, semióloga y psicoanalista.
Philippe Sollers fue, entre otros, amigo de Jacques Lacan, de Louis Althusser y de Roland Barthes, quienes son descritos en la novela “Femmes” (1983), así como de otras grandes figuras del movimiento intelectual francés. Admirador de China, más allá de su compromiso maoísta, y luego de la revuelta de Mayo del ’68, supo percibir la influencia cultural creciente del Extremo Oriente, por ejemplo Japón y China, en estos comienzos del siglo XXI. Su compromiso lo lleva asimismo a defender las tesis de Maria Antonietta Macciocchi (el libro de Philippe Forest, “Histoire de Tel Quel”, analiza en detalle este período histórico).
En 1992, como director de colección en Gallimard, decidió rechazar “Hygiène de l’assassin”, la primera novela exitosa de Amélie Nothomb, quien la publicará finalmente en Albin Michel, editorial a la que la escritora permanecerá fiel.