narrativa

Madame Bovary

Autor: Gustave Flaubert
Editorial: EDICIONES AKAL
Materia: Novela
ISBN: 9788446024248
Páginas: 384

Reseña

Costumbres de provincias

Madame Bovary fue publicada por Gustave Flaubert en 1857. La protagonista de la novela es Emma Bovary, convertida ya en un arquetipo literario; en ella se narran los pensamientos y vivencias de esta dama de provincias, su infelicidad matrimonial, «su desazón inaprensible» acompañada de un inconformismo que le lleva a una búsqueda de un ideal que, por serlo, nunca consigue. La opinión de Baudelaire sobre Madame Bovary es, sin duda, la que se sigue manteniendo hoy: esta novela es una obra de arte. En el artículo, que publica en la revista L’Artiste en 1857, señala: «Una novela, ¡y qué novela! La más imparcial, la más leal» y, al hablar de su heroína, Emma Bovary, reconoce que tiene «todas las gracias del héroe», «sublime en su especie, en su pequeño mundo, frente a su pequeño horizonte». A través de este personaje, Flaubert rompe con todas las convenciones morales y literarias de la burguesía del siglo XIX, tal vez porque nadie antes se había atrevido a presentar un prototipo de heroína de ficción rebelde y tan poco resignada a su destino, que rompe con el encasillamiento en que la mayoría de las mujeres estaban sometidas.


Gustave Flaubert está considerado como el introductor del realismo francés del siglo xix. Su obsesión por el estilo, por la búsqueda del mot juste (la palabra justa), hizo que sus obras, consideradas como escandalosas por la sociedad de su tiempo, lograran un reconocimiento unánime por parte de la crítica y de sus compañeros de letras. Tímido hasta lo patológico y en ocasiones arrogante, Flaubert no se granjeó demasiadas amistades a lo largo de su vida. Su carácter, que podríamos calificar de inestable, le llevó a padecer crisis nerviosas que derivaron en una salud frágil. Flaubert, prematuramente anciano, murió de una apoplejía a los 58 años. Contemporáneo del otro gran genio de la literatura francesa, Charles Baudelaire, Flaubert nos legó una obra deslumbrante que arranca con Madame Bovary (1857), sigue con Salambó (1862), La educación sentimental (1869), La tentación de San Antonio (1874), Tres cuentos (1877) y se cierra, póstumamente, con Bouvard y Pécuchet (1881).