Novela

Cristianopolis

Autor: Andreae, Johann Vale
Editorial: EDICIONES AKAL
Materia: Narrativa
ISBN: 9788446031499
Páginas: 240

Reseña

Johann Valentin Andreae (1586-1654), pastor luterano humanista y polígrafo, es conocido principalmente por su vinculación con los Manifiestos Rosacruces, de los que es el autor casi con seguridad, y también, aunque mucho menos, por su obra Cristianópolis, un escrito utópico en que expone el programa para una genuina Fraternidad Rosacruz o sociedad cristiana. Esta utopía es la primera de cierta envergadura que se produce en el ámbito protestante y refleja con fidelidad las aspiraciones religiosas y sociales de la Reforma temprana, aspiraciones que habían sido formuladas de manera provisional y embrionaria en la Fama y la Confessio, los dos documentos fundacionales del movimiento rosacruz. En contra de lo que suele repetirse, Cristianópolis es una utopía completamente original, muy superior en su propio género tanto a La ciudad del Sol de Campanella, a la que no imita en absoluto, como a la Nueva Atlántida de Bacon, por la que más bien es imitada en algunos aspectos fundamentales. La traducción que aquí ofrecemos es la primera que se hace al castellano, directamente basada en el texto latino de la edición original de 1619.


Johannes Valentinus Andreae (17 de agosto de 1586 – 27 de junio de 1654) fue un teólogo luterano alemán, que siguió los pasos de Johann Arndt y estuvo vivamente interesado en la alquimia, el misticismo y el teatro a lo largo de toda su vida. Nacido en Wurtemberg, Alemania en 1586, vivió no obstante durante toda su vida en Tübingen. En 1616 publicó de forma anónima uno de los primeros Manifiestos Rosacruces, Las Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz. Se trata de una novela repleta de simbolismo alquímico, en la que se narra el periplo que vive el mítico fundador de la Orden Rosacruz, Christian rosenkreutz, que es invitado a presenciar las bodas de un Rey y una Reina. Estas bodas se desarrollan en un misterioso castillo y duran siete días, durante los cuales los protagonistas de la novela pasarán por una serie de transformaciones destinadas a producir una regeneración espiritual. Algunos autores contemporáneos a Andreae, como el alquimista Ratichius Brotoffer, intentarán interpretar y desvelar este simbolismo presentado en las Bodas Químicas, que juzgan excesivamente oscuro.